11-13 de Noviembre de 2010

Hotel Silken Al Andalus

Sevilla - España

Viernes, 15 de noviembre de 2019

Notas de Prensa

El 40% de los reclusos españoles padecen una enfermedad mental

Viernes, 16 de noviembre de 2012

Según estadísticas de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, actualmente hay en España cerca de 70.000 reclusos, de los cuales en torno al 40% padece un trastorno mental, el 22,4% está afectado de Hepatitis C y el 6,3% tiene VIH. En relación al consumo de drogas, un 79,7% de las personas que ingresaban en prisión manifestaban haber consumido drogas en el mes anterior a su ingreso.

Estos son algunos de los datos proporcionados por el Dr. Antonio López Burgos, presidente de la Sociedad Española de Sanidad Penitenciaria (SESP), durante la presentación del IX Congreso Internacional, XVI Jornadas y I Congreso Internacional de la SESP, que se celebra en Madrid del 15 al 17 de noviembre.

Bajo el lema Madrid punto de encuentro cerca de 500 profesionales sanitarios, tanto del ámbito penitenciario como de la atención comunitaria, se dan cita en Madrid con el objetivo de intercambiar experiencias e incrementar conocimientos en materia sanitaria, siempre con miras a su integración dentro del Sistema Nacional de Salud.

Tal y como explica el Dr. Fabio Sternberg, presidente del Comité Organizador, “creemos que la sanidad penitenciaria española tiene mucho que aportar a la asistencia sanitaria en prisiones de otros países, así como aprender diferentes abordajes realizados en prisiones del extranjero”.

Situación actual de la sanidad penitenciaria en España

El Dr. Antonio López Burgos, explica que “la sanidad penitenciaria debería ser entendida como una subespecialidad dentro de la medicina. El sanitario de prisiones ha de conocer y saber manejar aspectos relacionados con las enfermedades infecciosas, psiquiátricas, de drogodependencias, más allá de los conocimientos propios de su especialidad de Atención Primaria”.

En España, la sanidad penitenciaria está integrada en el organigrama del Ministerio del Interior, dependiente de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, a través de la Subdirección General de Coordinación de Sanidad Penitenciaria. “Entre los objetivos fundamentales de nuestra Sociedad está la integración de la sanidad penitenciaria en los distintos sistemas autonómicos de salud, algo que sólo se ha conseguido en el País Vasco, donde una verdadera voluntad política ha propiciado la integración de la sanidad penitenciaria en Osakidetza (Sanidad Pública Vasca)”, explica este especialista.

En Cataluña, en cambio, la sanidad penitenciaria depende del Departamento de Justicia de la Generalitat catalana, y su proceso de integración en el sistema público todavía no se ha logrado. Por último, cabe destacar que, según datos de la Memoria de Sanidad Penitenciaria del año 2011, el equipo sanitario está compuesto por alrededor de 370 médicos, 550 enfermeros, 34 farmacéuticos y unos 400 auxiliares. En las 11 prisiones catalanas trabajan alrededor de 300 profesionales de la Sanidad Penitenciaria, dependientes del Departamento de Justicia de la Generalitat Catalana, en torno a 90 médicos, algo más de 100 enfermeros, y el resto personal auxiliar.

Fuente: http://www.consalud.es/see_news.php?id=3615

volver  email  imprimir